FIGURAS OCULTAS, LA HISTORIA INVISIBLE

No siempre somos conscientes de la ausencia de mujeres en diferentes ámbitos. Hemos naturalizado la invisibilidad y la falta de participación de las mujeres en muchos campos, también en la historia.

¿Cómo podemos poner en su sitio la historia del segundo sexo, como decía Simone de Beauvoir? ¿Cómo podemos enfocar una historia que ha pasado tan fácilmente desapercibida y silenciada?

Os invitamos a conocer un nuevo proyecto de Cambia el cuento. A lo largo de las próximas semanas, si queréis, podéis hacer un recorrido por la Edad Media para jugar a descubrir algunas de las figuras que han quedado ocultas.

 

La historia tiene la finalidad de explicarnos quienes somos, como hemos sido, cómo nos hemos relacionado y, además, nos muestra qué capacidades podemos llegar a tener para cambiar el mundo, para que sea un sitio más amable o más hostil. Sin embargo, la historia que conocemos es parcial, porque ha explicado unos hechos y ha descartado otros. Para avanzar hacia una sociedad más justa e inclusiva, debemos hacernos constantemente peguntas. También sobre nuestro pasado para entender el presente y construir el futuro que queremos: ¿Quién ha hecho esta selección en este relato? ¿Quiénes ha sido protagonista de estos acontecimientos y quiénes han quedado al margen de ésta?

Cuando el conocimiento histórico se ha trasladado a la ciudadanía, a través de los museos, exposiciones, libros de texto… solamente se ha explicado una parte de la historia donde las niñas y mujeres no están reflejadas. La representación femenina es aquello extraño, poco habitual, lo anecdótico. Esto hace que la actividad relacionada con las mujeres se deba explicar como un apéndice, porque no es aquello hegemónico, neutral o normal. 

Pero en los últimos años, algo ha empezado a cambiar porque tenemos otra mirada que cuestiona la naturalidad con la que se han ocultado a las mujeres y las quiere rescatar del olvido. Las mujeres reivindicamos nuestra voz y la prestamos también a muchas mujeres que quedaron arrinconadas en el pasado.

¿Podríais responder a estas cuestiones?

  • ¿Se nos ha explicado en las escuelas, museos o películas que las mujeres siempre han estado en el centro de cualquier comunidad?
  • ¿Por qué es más importante cazar que recolectar?
  • ¿Por qué son más importantes las batallas y las guerras que el cuidado de las personas?
  • ¿Por qué es más importante producir un instrumento metálico que el proceso de elaborar o cocinar?

Todos son aspectos esenciales pera conocer cómo era y cómo es una sociedad.

La historia ha sido escrita por hombres y esto ha hecho que las descripciones y las experiencias que se han valorado hayan sido las que han hecho ellos y se les ha dado el nombre de Historia Universal. El pasado transmite aspectos muy positivos pero también nos impone, a través de la costumbre, unos conocimientos y valores sin la información -muy valiosa- que tiene que ver con las desigualdades y las aportaciones de las mujeres. Cuando hablamos de desigualdades de género en la historia, la insuficiencia principal se encuentra en el hecho de que en la cultura educativa hay una falta de reconocimiento de la existencia de las mujeres y de sus diversas contribuciones que han hecho en la cultura, en todas sus manifestaciones. Y, evidentemente, esta insuficiencia tiene consecuencias en el aprendizaje que hacen niñas y niños, ya que se les está negando el conjunto de conocimientos femeninos que han realizado a lo largo de la historia, lo que se conoce como la genealogía femenina además de limitar el aprendizaje de los niños de los saberes de los cuidados. 

EL ANDROCENTRISMO EN LA HISTORIA

 

El androcentrismo es una forma de ver el mundo que sitúa al hombre, sus intereses y su mirada en el centro. Toma al hombre como medida de todas las cosas. Considera como “universal” todo lo que es propio de los hombres y sus características.

Esta mirada comporta el silencio, la omisión y la invisibilización de las mujeres, porque no valora lo que han aportado y pueden aportar.

Si la cultura es una construcción social y solamente se le ha permitido participar al 50% de la población, los hombres, porque no se han tenido en cuenta las aportaciones e las mujeres... Entonces, ¿De qué estamos hablando? ¿De una pseudocultura?

Nos gustaría invitaros a conocer nuestro nuevo proyecto: Figuras ocultas, la historia invisible para que conozcáis la ausencia de las mujeres en la historia que conocemos. Descubriremos  actividades, contribuciones y, sobretodo, figuras femeninas que quedaron silenciadas en el camino. Desvelaremos cómo ha operado la lógica androcéntrica.

Porque las mujeres han sido y han colaborado en la formación de la sociedad pero han quedado olvidadas como sujetos de la historia. Cada una de las mujeres vivió en un momento concreto de la historia medieval: guerras, pandemias, descubrimientos, creaciones literarias… Y todo este abanico de elementos nos ayudarán a situar a nuestras protagonistas silenciadas para entender las circunstancias, los retos y las dificultades de aquel contexto.

A lo largo de las próximas semanas os queremos invitar a descubrir diferentes momentos históricos que condicionaron la vida de nuestras protagonistas. 

¿Nos acompañáis?

Las ilustraciones del proyecto son de Gaur Ilustració.

 

La investigación histórica ha ido a cargo de Culturania.

 

Ha contado con la colaboración del Departament de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat de Catalunya.

 

Privacy Preference Center